No existe querido hermano ningún testimonio más poderoso que el de Isaías respecto a la revelación de la santidad de Dios, y el impacto que puede tener en la experiencia la vida de una persona (Isaías 6:1-8). Estas palabras del profecta retratan una experiencia de Dios que pocos de nostros hemos conocido jamás. Así es de profundo, rico y poderoso absolutamente desafiante a toda la vida. Es ser tocado por el fuego de Dios, el saber que has escapado de la muerte bajo la gloria ardiente del Dios Todopoderoso. Hay una profundidad acerca de esta experiencia que necesitamos percibir en nuestro propio corazón hoy.

(ISAIAS 6:1-8)

“6- En el año en que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre su trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. 2- Por encima de él habían serafines cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies y con dos volaban. 3-Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, Santo, Santo Santo Jehová de los Ejercitos, toda la tierra está llena de su gloria. 4-Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz que clamaba y la casa se llenó de humo. 5- Entonces dije: !Ay de mi! que soy muerto; por que sieno hombre inmundo de labios y habitando en medio del pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos Al Rey Jehová de lo Ejercitos.

6-Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del alatar con unas tenazas. 7- y tocando con él mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado. 8- Despues oí la voz del Señor, que decía: A quién enviaré y quien irá por nosotros, entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.”

El deseo de Dios es que nosotros, los hombres y mujeres, entremos en una experiencia profunda y entendimiento de El mismo, que pocos de nosotros realmente alcanzamos, esta expriencia de la santidad, profunda y poder de Dios está esperando a todo creyente que abra su corazón y que le busque. Necesitamos ser llevados al corazón de Dios, necesitamos ver la pureza de su corazón, conocer el amor de su corazón, llegar a ser conscientes del cilo de su corazón. No el celo mezquino de la experiencia humana sino el celo divino, el celo con que Dios se ocupa apasionadamente con la santidad, rectitud, justicia y amor, las mismas piedras angulares de su naturaleza.

Necesitamos sentir el latido de su corazón. Necesitamos sentir el tamaño de su corazón para que nuestro propio corazón lata al compás del suyo. Necesitamos sentir el tamaño de su corazón, su gran dimensión y extensión, para que seamos liberados de ser hombres y mujeres de un corazón pequeño. Necesitamos comprender como Dios comprende y sentir su pasión por los exiliados y perdidos.

Puedo imaginar cuando escribo acerca de la experiencia que tuvo Isaías, lo maravilloso y único de tener la oportuinidad de estar parado frente al creador. Una oportunidad única y verdadera que se gana cuando se tiene santidad y se camina por las calles de la divinidad de Dios. Aquello debió ser una gran contraste celestial ante cualquier ojo, felicito a Isaías por la forma humilde en que se condujo nunca perdiendo la perpectiva ni la razón que estaba ante el que da la vida.

Tu, amigo puedes tener una experiencia como Isaías, te preguntaras ¿Cómo?, sencillo... debes tener sed de Dios, estar disponible para Dios en toda manera que El quiera en tu vida, no guardar nada, darle todo de ti, dejar que el Espíritu Santo de Dios fluya a través de ti como un fuego, purgándote de todo lo que Dios no quiere en tu vida, permitir que Dios te llene de nuevo o por primera vez con su Espíritu Santo.

Debes permancer obdediente y abierto a Dios, cuando te has encontrado con Dios en esta manera y has sido lleno con su Espíritu Santo, tienes una responsabilidad como la de los primeros discípulos de Jesús. Has de ser el testigo de Dios hasta los confines del mundo y no retrocedas de seto sino sigue hacia adelante en Dios según lo que te pida.

"SI UN HOMBRE SE CONVIERTE, ABANDONA SU SER Y SE DEJA LLEVAR POR LA VOLUNTAD DE DIOS, LO BUENO DE SI MISMO SE APARTARA DE LO MALO QUE HAYA HECHO,PUES ISAIAS DIJO: SI VUESTROS PECADOS SON COMO ESCARLATA, SE VOLVERAN BLANCOS COMO LA NIEVE, SI ROJOS COMO PURPURA, COMO LA LANA QUEDARAN, LO MALO SERA DESTRUIDO POR LA IRA DE DIOS Y LO BUENO RETOÑARA COMO UNA PLANTA"


EDWIN KAKO VAZQUEZ

ESCRITOR E HISTORIADOR

CRISTIANO

Exibições: 52

Comentar

Você precisa ser um membro de SAÚDE DO ESPÍRITO, ALMA E CORPO para adicionar comentários!

Entrar em SAÚDE DO ESPÍRITO, ALMA E CORPO

Membros

Aniversários

Notas

AMADOS, LEIAM OS TÓPICOS A PARTIR DA PÁGINA PRINCIPAL E VAMOS PARTICIPAR MAIS DA NOSSA REDE. QUE DEUS VOS GUARDE E ABENÇOE.

Criado por Pastora-Psicanalista MÉRCES 15 Maio 2009 at 16:48. Atualizado pela última vez por Pastora-Psicanalista MÉRCES 6 Dez, 2015.

CLICK BÍBLIA-DEBATES-TÓPICOS-FORUM

Criado por Pastora-Psicanalista MÉRCES 9 Ago 2013 at 13:16. Atualizado pela última vez por Pastora-Psicanalista MÉRCES 9 Ago, 2013.

SAÚDE INTEGRAL

© 2024   Criado por Pastora-Psicanalista MÉRCES.   Ativado por

Badges  |  Relatar um incidente  |  Termos de serviço